Arcor

Bienvenido al sitio Arcor Buy

Buscar
Menu

Novedades

Consejos fundamentales para elegir bien dónde ir para el asesoramiento de tu empresa

Consejos fundamentales para elegir bien dónde ir para el asesoramiento de tu empresa

Encontrar una buena asesoría es algo tan importante como complicado, pero con estas ideas sabrás bien con quién quedarte.

Todos sabemos que montar un negocio no es nada fácil. Hay que realizar una gran inversión de capital, controlar todos los gastos, valorar la competencia existente en el mercado al que te quieres lanzar y un sinfín de tareas más. Pero, como bien se suele decir, lo difícil no es llegar, sino mantenerse.

Para garantizar que tu empresa se mantenga dentro de los límites de la fiscalidad y la legalidad actuales, necesitas contar con una buena asesoría a tu lado. Estos equipos de profesionales se encargan de todo eso, incluso de llevar toda la contabilidad para evitar que tengas ningún tipo de problemas y hasta ayudarte a controlar qué aspectos reforzar y cuáles no para mejorar el rendimiento.

Contratar a una asesoría tanto offline como online es algo muy importante, por eso mismo hace falta realizar los pasos tranquilamente y observar con detenimiento. Esta elección es vital para el futuro de tu negocio, y no conviene ni mucho menos tomársela a la ligera, sobre todo habiendo tantas propuestas y tan diferentes.

Afortunadamente, para facilitarte las cosas, hemos recopilado una serie de consejos fundamentales para encontrar la mejor asesoría. Una pequeña guía para que sepas bien cómo actuar antes de firmar nada con nadie y para que, con el tiempo, lo único que tengas que hacer sea alegrarte por haber encontrado a los mejores asesores.

 

Cómo encontrar a la mejor asesoría

El precio no lo es todo

Ni lo más barato tiene por qué ser malo, ni lo más caro tiene por qué ser bueno. No te dejes llevar por las cifras que marcan los precios y céntrate más en los servicios que ofrecen. En ocasiones una asesoría puede lanzar unos números bajísimos, pero esconder detrás una serie de servicios mínimos que hagan a la empresa tener que encargarse de casi todo. Por el contrario, a veces los números más grandes traen consigo herramientas y servicios que no son necesarios. Olvídate de esos números y céntrate primero en qué ofrecen para, después, comenzar a valorar propuestas.

Aclara qué necesitas

Ten siempre en cuenta lo siguiente: menos es más. Mientras menos tiempo tengas que invertir para realizar gestiones de tipo fiscal o contable para tu negocio, más podrás dedicar a hacer que este mejore en productos, en servicios o, por supuesto, a nivel de rendimiento. Quizá te interese una asesoría que lleve una gestión integral de todo esto para desentenderte por completo, o quizá prefieras algo menos extendido porque tengas conocimientos o alguien que pueda ayudarte en la materia. Piénsalo primero y, una vez lo aclares, empieza a buscar.

Investigación de antecedentes

La mejor forma de averiguar la calidad de cualquier empresa es a través de los testimonios de sus clientes. Esta máxima se aplica también a las asesorías. Por tanto, el siguiente paso a seguir es investigar aquellas que parezcan encajar con lo que necesitas y ver todos sus antecedentes. Trato con los clientes, servicios reales, posibles inconvenientes… Todo es útil para elaborar un análisis con el que valorar y poder realizar la siguiente parte.

Con más explicaciones, mejor

A la hora de tratar con asesores, lo mejor es que expliquen todo lo posible con pelos y señales y que, por supuesto, lo hagan de forma que puedas entenderlo con facilidad. La comunicación es importantísima entre asesoría y empresario, sobre todo cuando se trata de algo tan delicado como es la legalidad. Intenta hablar con tus candidatos de forma directa para ver cómo fluye la información entre ambas partas. Más facilidades y más explicaciones son igual a mejores resultados y menores complicaciones.

Reunir y comparar, siempre

Una vez se ha establecido contacto con varias asesorías, es el momento de decidir. Elabora una tabla con los servicios que ofrece cada uno y los precios que colocan sobre la mesa y empieza a comparar directamente todas las ventajas y desventajas de sus servicios. Esta es la forma más eficaz y objetiva de valorar cuál es la mejor opción de todas las posibles y, por supuesto, de quedarte con la perfecta tanto para ti como para ese negocio que tanto te importa.

Una vez hecho todo esto, el paso final es proceder con la contratación del asesor que ha pasado todos los filtros. A partir de aquí, el resto ya es centrarse en seguir adelante con el negocio sabiendo que ya tienes junto a ti a un profesional totalmente capacitado para garantizar tu tranquilidad.

 

Fuente: https://tiempodenegocios.com/asesoramiento-para-empresas/

Volver